BIZCOCHO DE LECHE CONDENSADA

Con un bote de leche condensada que solemos tener en casa y poco más, tendrás listo este bizcocho con sabor irresistible a leche condensada. Un básico con el siempre vas a quedar de maravilla, sea para una merienda o simplemente para cualquier momento dulce. Así que, más fácil imposible, solo queda disfrutarlo!

Ingredientes:

  • 370 grs. de Leche condensada (Lata pequeña)
  • 140 grs. Harina de trigo
  • 4 Huevos
  • 50 grs. de Mantequilla
  • 8 grs. de Levadura en polvo ( polvos de hornear)
  • 1 cucharada sopera de esencia de vainilla

Elaboración :

Precalentar el horno a 170º con calor arriba y abajo.

Engrasar un molde alargado tipo “plum cake” con mantequilla y enharinar o untar con un poco de mantequilla y colocar dentro papel de hornear, las dos te valen.

Tamizar la harina junto a la levadura o polvos de hornear y reservar. En un bol o cuenco amplio agregamos la leche condensada, la esencia de vainilla, seguido de los huevos, uno a uno y batir con unas varillas eléctricas.

Derretir la mantequilla unos segundos en el microondas y añadirla poco a poco a la mezcla sin dejar de batir. Seguidamente la harina y levadura ya tamizada anteriormente, sin batir demasiado solo hasta que este totalmente integrada.

Verter la masa en el molde engrasado y darle unos golpes sobre la encimera, así no hay burbujas de aire. Colocarlo en la parte central horno y hornear a 170º durante 40 – 45 minutos (según cada horno) e ir comprobando con un palillo los últimos minutos.

Dejarlo enfriar sobre una rejilla y una vez frío con la ayuda de un colador de malla fina, espolvorearlo con azúcar glas, y listo!

TIP : Suelo también alternar la esencia de vainilla por la ralladura de limón, le queda genial. Tendrás un trocito en cualquier momento, si una vez cortado lo envuelves en film transparente y lo guardas en el congelador, solo sacarlo unos minutos y como recien hecho!

PASTEL DE VERDURAS MUY FÁCIL

Este pastel de verduras va a ser exito seguro en tu mesa, y una deliciosa manera de comer verduras aunque no seas muy “fan” de ellas. Te va a sorprender lo fácil y lo poco que se tarda en tenerlo listo, además de ser versatil ya que admite mucha variación tanto en especias, curry, cúrcuma, nuez moscada… como en las verduras, según sean estas de temporada o al gusto. Se convierte en una opción muy saludable al estar a dieta o simplemente cuidar nuestra alimentación, al ser su cocción al vapor y no llevar nada de aceite. Además de poder elegir para su cocción entre horno o microondas, según nos convenga. Así que ya ves, lo tiene todo sano, fácil, económico y muy rico!

Ingredientes :

  • 5 Huevos camperos
  • 70 ml. de Leche
  • 300 gr. de Brócoli y coliflor cortados en brotes pequeños
  • 150 gr. de Calabaza cortada a laminas
  • 150 gr. de zanahoria cortada a laminas
  • 1 rodaja de queso de cabra (no muy gruesa)
  • Queso rallado emmental o parmesano (o un mix al gusto)
  • Especias :   Ajo: 2 cucharada soperas,  Cebolla: 3 cucharadas soperas, Nuez moscada: 1/2 cucharada sopera.
  • Sal

Elaboración :

Poner toda la verdura ya limpia, cortada y con sal, entre 5-7 minutos en una olla al vapor o en el microondas 4 minutos a 800 w. Reservar.

En un bol batir bien los huevos junto con la leche, las especias y sal. Alguna vez y aunqué no sea tan “Ligh” le añado en vez de la leche nata para cocinar que está muy rico, o al revés y cambiar la leche por la bebida vegetal que tu prefieras.

Vamos a rellenar un molde alargado tipo “Plum cake” el mío es de silicona y mide 22 x 8 pero te vale cualquiera alargado y untado en aceite. Colocar por capas todas las verduras y el queso de cabra cortado en trocitos.

Cubrir todas las verduras con la mezcla de los huevos batidos anteriormente y por último, esparcir sobre la mezcla el queso rallado al gusto.

Solo nos queda elegir la cocción, en el horno a 180º unos 25 minutos con calor arriba y abajo o en el microondas a 800 w. unos 15 minutos.(comprobar cocción con un palillo.) En esta ocasión yo lo he horneado, pero te va a quedar perfecto con cuaquiera que elijas. Y ahora a disfrutarlo, buen provecho!

TIP:  Este tipo de pasteles son muy prácticos, y lo mismo te resuelven una cena que un almuerzo diario con solo acompañarlos de una ensalada. O totalmente festivos si lo presentas en una bandeja cortado, o no y una salsa casera de tomate o de pimientos de piquillo.

SEMILLAS, COMO TOMAR Y ASIMILAR MEJOR.

Seguro que las semillas de Lino, chía, sésamo, amapola … y su extensa variedad, ya forman parte de vuestra alimentación diaria igual que de la mía. Y es que cada vez son más conocidas y reconocidas sus magníficas propiedades, antioxidantes, antiinflamatorios, omega 3, fibra, proteínas, entre otras.

Pero en alguna de ellas como son las semillas lino (las de la foto) o las semillas de chía, que debido a su diminuto tamaño son difíciles de masticar y su cáscara exterior además ejerce de protección, por lo que al ingerirlas saldrán igual que han entrado, es decir con todas sus propiedades intactas.

Y para su completa asimilación hay dos maneras que son :

1 – GELIFICARLAS : Sumergirlas en agua con un poco de sal durante unas 3 – 4 horas (incluso toda la noche) remover un poco y tomarlas.

2 – MOLIDAS : Colocarlas en un vaso alto y con un molinillo o incluso con el minipimer mismo va perfecto, molerlas y pasados unos minutos las colocamos en un tarro de vidrio con tapa y bien cerrado. Estarán listas para tomar con nuestra bebida vegetal preferida, zumo, un yogur o esparcidas sobre una ensalada.

TIP : Las puedes guardar en un sitio oscuro o en el frigorífico hasta 12 meses e incluso congelarlas.

A %d blogueros les gusta esto: