LIMÓN HELADO FÁCIL Y DELICIOSO

LIMÓN HELADO FÁCIL Y DELICIOSO

Hoy vamos con un clásico y un postre a elegir en la mayoía de cartas de restaurantes, un limón helado, super cremoso y que está espectacular de rico! Muy refrescante y entra divinamente, no solo en verano que apetece y mucho, sino todo el año. Si también además de limón eres muy de naranja no hay problema, con solo seguir el mismo «modus operandi» vas a ver lo fácil que es disfrutar en casa de un cremoso y delicioso helado con tu fruta preferida, así que tú eliges. Al rico helado!

Ingredientes :

  • 4 Limones grandes
  • 160 gr. de Leche condensada
  • 200 Nata para montar 35% materia grasa
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • 125 gr. zumo de Limón
  • La piel rallada de un limón grande

Elaboración :

Lo primero sera lavar muy bien los limones con un cepillo y secarlos bien, si puedes elegir «Bio» mucho mejor, seguidamente y presionandolos sobre una superfície o mesa, los haremos rodar y así les sacaremos más jugo. Con un cuchillo cortamos la parte superior del limón, no mucho, que es donde se van a asentar y que desechamos, seguimos con la del sombrero que es la parte inferior del limón y esta será algo más grande que la anterior y reservamos, vamos a vaciar el interior de los limones con la ayuda de un sacabolas o en su defecto una cucharita de postre y aplastaremos la pulpa con un tenedor y colamos el zumo.

Una vez ya vacios los colocamos junto a la parte superior el «sombrero» dentro de una bolsa tipo «zip» y los congelamos un minímo de 3 horas o más. Mientras en un bol añadiremos la leche condensada, el zumo y la ralladura del limón, que batiremos con unas varillas unos minutos y reservamos, en otro bol montamos la nata con unas varillas eléctricas y a la que le añadiremos el azúcar poco a poco. (el truco esta en que la nata, el bol y varillas esten muuy frías dentro del frigorífico antes de montar o batir la nata.)

Una vez ya montada la nata le incorporamos la mezcla anterior poco a poco y removiendo suavemente con una lengua de arriba a abajo con movimientos envolventes o si lo prefieres con las varillas a velocidad baja. Por último sacaremos los limones ya totalmente helados del congelador y solo nos quedará rellenarlos, para ello nos vamos a ayudar de una manga pastelera o en su defecto de una cuchara, una vez ya llenos les colocamos la parte superior el «sombrero» y los colocaremos otra vez dentro del congelador entre 6 y 8 horas o mejor de un dia para otro. Si te sobra un poco de la mezcla del helado, llena con ella un molde de helado tipo «polo» el palito y a, disfrutar!

Tip : Si lo prefieres más «healthy» solo tendrás que sustituir la leche condensada por 400 gr. de Yogur griego y la nata por 2 claras de huevo montadas. Batimos las claras primero con una pizca de sal a las que le añadiremos dos cucharadas de azúcar de coco, aparte batiremos el resto de ingredientes y lo mezclamos suavemente con las claras, rellenar los limones una vez congelados, y listo!



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.